Las categorías de las gafas de sol Consejos y curiosidades / Gafas de Hombre / Gafas de Mujer

Muchas veces pensamos, que como más oscuro sea el cristal de nuestras gafas solares, más alta será la protección que éstas aporten a nuestros ojos. Desde este instante desmentimos este falso mito. Ese detalle tiene que ver con las categorías de las gafas de sol.

A continuación, te explicamos en que debes fijarte cuando vas a comprar unas gafas de sol y que factores influyen en la protección de nuestra vista.

 

Cuando compramos unas gafas de sol, podemos apreciar que éstas van acompañadas de una etiqueta o un folleto en el que se vemos un indicado número del 0 al 4 junto a CAT, es lo que llamamos la categoría de filtro. Pero, ¿qué es esto?

A este número se le denomina “número de filtro” y varia del 0 al 4, e indica la cantidad de luz absorbida por la lente, no la cantidad de radiación. Aquí está la respuesta a nuestro gran error.

Una lente por muy oscura que sea, no obligatoriamente nos protege más de la radiación UV, ya que ese tipo de radiación depende del material de la lente y no de su color.

La utilidad de esta escala de numeración, es poder adaptar a cada estilo de vida una lente determinada, dependiendo de la cantidad de luz a los que estemos expuestos a diario.

Es decir, como menor sea la luminosidad a la que estamos expuestos, más claro deberá ser el cristal de nuestras gafas de sol, y a la inversa.

No tendríamos que usar las mismas gafas un día soleado que un día nublado, o en la playa que en la montaña.

Esta función de absorción de luz, se divide en 5 diferentes tipos categorías de las gafas de sol:

Categoría 0

En este grupo incluiremos las gafas con lentes muy claras. Aquellas que absorben de un 0% a un 19% la luz.

Estas gafas suelen ser usadas en interiores, y excepcionalmente en exteriores cuando el cielo esté cubierto.

Con su uso se puede permitir la conducción de vehículos.

Categoría 1

Los filtros de estas gafas absorben entre un 20% y un 56% de la luz solar. Sus lentes son ligeramente coloreadas, en tonos claros.

Su uso más frecuente es en zonas de luminosidad leve, preferentemente zonas urbanas.

No está permitida su utilización para la conducción nocturna.

Categoría 2

Estas gafas tienen unas lentes medianamente coloreadas. Pueden absorber entre un 57% y un 81% la luz solar.

Se utilizan normalmente en condiciones de luminosidad media.

Junto con la categoría siguiente, son las más utilizadas por la mayoría de la población.

No son aptas para la conducción nocturna.

Categoría 3

Sus lentes tienen un nivel de tinte más elevado. Gracias a ello, son las idóneas para utilizar cuando existen condiciones de luminosidad elevada (primavera, verano, montaña…) ya que su nivel de absorción oscila entre el 82% y el 92%.

No son aptas para la conducción nocturna.

Categoría 4

Las lentes de estas gafas son muy oscuras y absorben hasta un 98% la luz solar. Éstas son las indicadas para deportes como el esquí, el submarinismo o paracaidismo y zonas de alta montaña.

Debido a su alta absorción luminosa, no pueden ser utilizadas ni siquiera para la conducción de día.

Así como existen categorías dependiendo de la cantidad de luz a la que vamos a estar expuestos, también existe un color de lente para cada uso:

El verde, nos permite ver los colores sin apenas alterarlos. La reducción que realizan a la luz, no distorsiona en la claridad de visión.

El marrón, filtra las radiaciones azules y aumenta el contraste. Es el color más indicado para la práctica de actividades al aire libre.

El gris, es el que mejor respeta los colores naturales. Debido a ello es el más recomendado para conducir cualquier vehículo.

El amarillo, es la mejor opción para conducir en días nubosos o con niebla, ya que mejora el contraste de los colores. Pero, a la vez, no se recomienda su uso para los días soleados, ya que puede provocar errores en la percepción de diversas luces, por ejemplo, las de los semáforos.

El naranja, es el más recomendado para la conducción nocturna, pero no es apto para la exposición solar. Es decir, este color de lente, solo se usa en ocasiones específicas.

Tenemos que tratar de utilizar la categoría de filtro adecuada para las condiciones de luz a las que nos vayamos a exponer: lentes más claras cuando esté nublado, lentes más oscuras cuando salga el sol y lentes muy oscuras para circunstancias de luminosidad extrema.

 

¿Cuál crees que es el filtro que más se adapta a ti?

No votes yet.
Please wait...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *